About Platonia

Crea lo que quieres ver en el mundo

"Cuando el ser humano se olvida de que tiene un mundo interior se olvida también de sus propios valores.
Valores que debemos añadir al mundo que nos rodea; debemos crear, inventar.
Si de vez en cuando no emprendemos un viaje por nuestra vida interior con el fin de encontrarnos allí,
estos valores acabarán por perderse."

Michael Ende


Platonia es el resultado de ese viaje interior intermitente

Es un mundo que, como resultado de un viaje de exploración hacia afuera y hacia adentro a la vez, se va materializando poco a poco.
A medio camino entre el mundo exterior y el interior, Platonia es un no-lugar dedicado a la búsqueda pura y honesta de la simplicidad y la belleza.

about platonik products

Sobre los productos

Cosas bonitas para hacernos felices

En Platonia no existe la producción en masa; ni la monotonía, el plástico, la basura. Sus habitantes aman la belleza simple, sin artificios, y necesitan pocas cosas; por eso las eligen con mucho cuidado.

El propósito de los productos platónikos es hacernos felices; a ti, a mi, a todos. Es el Ubuntu platóniko, que se resume en dos máximas:

Rodéate sólo de aquello que te haga feliz

Si no es fruto de la naturaleza, del amor y del respeto, simplemente no lo necesitas”.

Sobre Úrsula

Úrsula Epops, exploradora platónika

Un explorador platóniko o "explorador de lo pequeño" es alguien que se sumerge en la vida interior de las cosas, observando el mundo que le rodea y su propio lugar en él.

Úrsula Epops, viajera platónika habitual, debe su nombre a la especial amistad que mantiene con las asustadizas abubillas platónikas, que sorprendentemente se muestran tranquilas y confiadas a su lado. La mayor parte del tiempo, Úrsula es invisible. Las pocas veces que se hace ver u oír, tiende a hacer y decir lo más inapropiado para la ocasión. Es capaz, sin embargo, de desenvolverse en Platonia con la soltura y delicadeza de una mariposa; esta particular habilidad le permite traernos relatos e imágenes de sus fantásticos habitantes.

Sonia Castillo

Detrás de Úrsula

Sonia Castillo

Cuando, de pequeña, me preguntaban qué quería ser de mayor, contestaba muy convencida: "fotógrafa del National Geographic"; me imaginaba una vida artística de viajes en contacto con la naturaleza.

A mis treinta y largos, soy diseñadora gráfica, aprendiz de madre y de ilustradora (y de muchas otras cosas). Sigo enamorada del arte y la naturaleza y, aunque me muevo por el mundo real menos de lo que me gustaría, emprendí hace diez años un viaje interior intermitente, sin más finalidad que la de reencontrarme a mi misma en ese agujero de no-existencia que es Platonia. De mi revolotear por aquel no-lugar, movida por el placer de crear, intento compartir lo que encontráis aquí.