Aire y sol

¡Pst, pst! Me ha contado un pajarito que en Platonia están preparando unos cojines suaves y mullidos, inspirados en animalillos platónikos, para acompañar y divertir a vuestros peques. De momento, os puedo enseñar estas imágenes en las que se puede ver cómo se están preparando para la ocasión las telas con que se confeccionarán; concretamente, ahora mismo están dándose un baño de sol y de brisa marina.

Estad atentos si queréis ser los primeros en llevaros uno de estos animalitos a casa…

Colección CocoLoro en preparación

Primas hacendosas

En la entrada de casa hay un madroño que cada día nos da la bienvenida. Es un árbol bonito y generoso; nos regala flores y frutos varias veces al año. Por estas fechas está cargado de preciosas flores blancas que atraen a las abejas con su dulce aroma a néctar. Nuestro patio delantero se convierte así, temporalmente, en lugar de encuentro de esponjosas abejillas peludas que, en su continuo ir y venir, lo llenan todo de vida, color y zumbidos.

¡Qué diferentes de las abellotas, estas hacendosas y alegres abejas!

Rejas

¿Por qué estudiar humanidades? Porque conocer nos hace libres.

The problem facing the humanities, in my view, isn’t just about the humanities. It’s about the liberal arts generally (…) So, what good, if any, is the study of the liberal arts, particularly subjects like philosophy? Why, in short, should plumbers study Plato? My answer is that we should strive to be a society of free people, not simply one of well-compensated managers and employees.

Scott Samuelson, Why I Teach Plato to Plumbers (Liberal arts and the humanities aren’t just for the elite)

Invisible

De la muda extensión de las cosas debe partir una señal, un reclamo, un guiño: una cosa se separa de las otras con la intención de significar algo… ¿qué? Ella misma, una cosa está contenta de ser mirada por las otras cosas sólo cuando se convence de significarse a sí misma y nada más, en medio de las cosas que se significan a sí mismas y nada más.

Las ocasiones de este tipo no son desde luego frecuentes, pero antes o después han de presentarse: basta esperar que se verifique una de esas afortunadas coincidencias en que el mundo quiere mirar y ser mirado.

Ítalo Calvino. Palomar.