¡Frágil!

Cómo mola ser gato.
Aunque la casa esté patas arriba, ellos no se estresan en absoluto. Es más, siempre encuentran una manera de sacar provecho de la situación. Y si no os lo creéis, mirad a Fújur, que nos manda un mensaje «subliminal» para que no le molestemos mientras duerme… Tan frágil y delicado él, todo de algodón…
:-)

¿Te ha gustado? Compartelo :-)
Share on Facebook
Facebook
Email to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *