¡Frágil!

Cómo mola ser gato.
Aunque la casa esté patas arriba, ellos no se estresan en absoluto. Es más, siempre encuentran una manera de sacar provecho de la situación. Y si no os lo creéis, mirad a Fújur, que nos manda un mensaje “subliminal” para que no le molestemos mientras duerme… Tan frágil y delicado él, todo de algodón…
:-)

¿Te ha gustado? Compartelo :-)
Share on FacebookEmail to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedInGoogle+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *