Pulbo

Pulpo de jardín
Los pulbos platónikos se plantan en primavera: sólo hay que poner sus patitas en remojo y en un par de semanas empiezan a florecer. La pulbesia, planta que crece a partir del pulbo, es muy apreciada en Platonia por su delicado aroma.

Algunos consejos para su cuidado:
1- Lo mejor es utilizar agua de mar para el remojo; por su parentesco con los pulpos marinos, a los pulbos les encanta el agua salada.
2- Para una floración más vigorosa, no hay que olvidar decirles algo bien bonito al oído cada día.
3- Al final de la temporada, es conveniente guardarlos en un lugar fresquito y protegido de la luz del sol; así se conservarán perfectamente para poder volver a disfrutar de ellos al año siguiente.
null


<< Volver al Bestiario

¿Te ha gustado? Compartelo :-)
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *